El sabor de México en 3 deliciosos atoles totonacas

3 deliciosos atoles totonacas para saborear en invierno

La temporada invernal se acerca y con ella la época de frío, pero nada es mejor para hacer tu día cálido que un delicioso atolito de las recetas tradicionales totonacas del estado de Veracruz, una opción maravillosa para disfrutar de los sabores ancestrales de la región. atoles atoles atoles

Hoy por hoy, la gastronomía Totonaca es una de las cocinas con más folclore del país, ya que además de poseer un increíble sabor cuenta con prodigiosas historias y majestuosas preparaciones con leña, maíz y chile, por mencionar algunos, un conjunto de elementos que sin lugar a dudas, le dan una riqueza cultural inminente.

Así entre sus platillos más emblemáticos están los atoles, una bebida que se puede tomar caliente o fría, que puede ser frutal, dulce o hasta picosa, además de contar con un carácter tradicional que tiene usanzas ceremoniales, fines curativos o incluso solo alegrar el corazón. Por ello, a continuación te presentamos tres atoles muy representativos del Totonacapan.

Banner Finanzas

Atole de reyes

Este atole tiene sus raíces en las creencias religiosas y prehispánicas, ya que los antiguos totonacos consideraban a los tres reyes magos como Santos Reyes deidades de la milpa y la tierra, por ello cada seis de enero se ofrendaba una bebida con base de leche, piloncillo, puré de camote y masa de maíz; para tener buena cosecha y proteger la naturaleza. Se trata de un atole que proviene de costa Norte de Veracruz, popularmente especial para compartir con la rosca de reyes, púlacles o con tamales de frijol. atoles atoles

Preparación:
Necesitas leche, piloncillo, puré de camote y masa de maíz, también conocida como fécula de maíz. Para iniciar debes mezclar el puré y la leche, enseguida lo pones en una olla a fuego medio, agregas el piloncillo y lo bates hasta que se diluya completamente. Enseguida, licuas esa mezcla con la masa de maíz y finalmente lo hierves en una olla.

Atole de bolitas

Conocido también como atole de norte, consiste en una bebida que nace en el norte de la región del Totonacapan, y que hace la combinación perfecta entre lo dulce y lo salado. Este atole tiene un origen ritual, ya que los indígenas lo ofrecían a la tierra para proteger la siembra en los fríos inviernos. Sus ingredientes principales son agua, piloncillo y 12 bolitas de masa de maíz para ofrendar durante todo el año.

En la actualidad puede llevar todas las bolitas de masa al gusto y se sirve dulce con piloncillo extra o salado, una preparación que se sirve con chile seco molido y epazote, que además tiene fines curativos que contrarrestan la resaca.

Preparación:
Se necesita agua, piloncillo, manteca, sal, masa de maíz, epazote y chile seco. Se pone agua a hervir con piloncillo en una olla, se mezcla bien hasta llegar a punto de ebullición. Por otro lado, la masa se prepara con manteca de puerco y sal, hasta que se integre bien y se hacen bolitas, el tamaño puede variar según el gusto. Finalmente, a la mezcla de la olla se le agregan bolitas de masa de maíz y se dejan cocer. Según los gustos puede agregarse epazote y chile molido seco al servir.

Atole morado

Conocido también como atole agrio o el elixir de los dioses es un platillo emblemático que tiene como base principal el maíz morado que se cosecha en Papantla, Veracruz. Más que un clásico de la gastronomía totonaca se trata de una bebida con mucho valor ancestral ya que su elemento principal es la milpa, un símbolo de vida para los Totonacas. Este exquisito atole tradicional puede tomarse caliente o frío.

Preparación:
Primero se desgrana el maíz de la mazorca morada, enseguida los granos de maíz se quiebran en metate o molino, hasta dejar un polvo que se pone en agua y se deja remojando por una noche. Al siguiente día se cuela, separando el agua en un refractario, mientras que el maíz remojado se vuelve a moler, se cuela con una servilleta de tela y se pone en una olla. Por último, se agrega el agua que se separó y se hierve a fuego lento. Para endulzar se le agrega piloncillo y se da vueltas hasta que se disuelva.

Deja una respuesta